Cercanías

Hoy hace ya nueve años que nació la rubia. Para mí fue un día extraño, lleno de felicidad y miedo. Entonces aún no sabía que ese día, al convertirme en madre, había firmado una hipoteca para toda la vida por esos dos bienes y que además iba a tener que trabajar mucho para ejercitar la paciencia, que en mi caso es poca. Como ya empieza a volar sola, esta mañana la rubia amaneció en casa ajena, en concreto en casa de una amiga, donde le hicieron un bizcocho para desayunar y sopló la vela, luego la recogimos maridísimo y yo y nos fuimos todos, también con el ojazos y los genitori, que apuran sus últimos días aquí, hasta el Parco Naturale Regionale di Veio, aún en Roma, cerca de la Vía della Giustiniana, donde hemos paseado entre fincas increíbles y luego hemos comido un plato de pasta de cumpleaños. ¡Parece mentira que eso aún sea Roma!

 

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s