Basilicata y Puglia: Alojamiento y Gastronomía

Creo que ya ha quedado claro por mis entradas anteriores que me han gustado mucho Basilicata y Puglia, dos de las regiones más al sur de Italia, que nos han ofrecido una pequeña muestra de todas sus caras, la nublada, la lluviosa, la fresca, la calurosa, la soleada, que nos han dejado entrever todas las maravillas que esconden y nos han sorprendido por la amabilidad de la gente y por la (más que decente) limpieza de sus calles y de sus zonas naturales. Esta vez tuvimos suerte con todos los alojamientos y también con lo que hemos comido (así lo atestigua la báscula). En un Castelmezzano escondido entre las nubes, paramos en un pequeño bar a tomar una tabla de embutidos y quesos de la zona que estaban buenísimos (muy muy ricos los lácteos por allí, debimos suponerlo cuando nada más entrar en el término municipal, un rebaño de ovejas y cabras cortó la carretera). Después fuimos hasta Matera donde probamos el bacalao (históricamente el único pescado en zonas de interior como ésta) con los peperoni cruschi (que es un tipo de pimiento un poco picante, que se puede tomar solo con aceite encima del pan o frito muy crujiente como acompañamiento) y también comimos un buen plato de calzoncini materani (una especie de ravioli triangulares, rellenos de ricota con nuez moscada y acompañados de salsa de tomate con trozos de cordero) que se ha subido al top de las mejores pastas que he comido hasta ahora (y ya tengo una larga trayectoria).
Luego ya en Alberobello nos dejamos aconsejar por el dueño del trullo donde dormíamos que nos recomendó el restaurante de su tía. Yo no las tenía todas conmigo, pues estaba más bien a las afueras del pueblo y me temí lo peor. Sin embargo el restaurante tenía muy buena pinta, estaba llenísimo y tal y como ya nos habían anunciado, con un solo antipasto ya comía toda la familia y es que nos sacaron como catorce platos llenos de pequeñas delicias típicas, desde los más tradicionales embutidos y quesos, pasando por trippa (callos), fritti de todo tipo (incluidas unas bolitas pugliese que están hechas de pan de ajo), verduras variadas (como unos calabacines marinados y unas berenjenas rellenas con alcaparras, o una crema de garbanzos y grelos)…en fin, para muestra algún botón.
Y ya en Lecce y Leuca también nos dejamos seducir por los placeres gastronómicos…en cuanto a pasta, las más típicas son las orecchiette (con forma de pequeñas orejitas) y le sagne (que son como tallarines más gruesos y mal cortados, que quedan como retorcidos), siempre acompañados con requesón, albahaca y tomates cherry, y, a veces, con algún producto del mar.
En esa zona también es muy habitual el pulpo alla pignata (que es el nombre de la olla donde se cocina el pulpo) y también la carne de cordero (aunque esta vez nos dedicamos más al pescado). Y en cuanto a los dulces, el  Pasticciotto leccese es el más típico, que es una masa rellena de crema y todo cocinado al horno y que se sirve caliente, tal y como hacía el dueño de nuestra última residencia cada mañana.
Y hablando de residencias, os dejo algunas fotos de los b&b en los que nos hemos alojado, por si a alguno le sirve, que luego me preguntáis y yo ya no me acuerdo. En Matera estuvimos en la Corte de San Leonardo: preciosa habitación e increíbles vistas desde la terraza, aunque no funcionaba el wifi. Después entre Alberobello y Locorotondo, en mitad de un campo de olivos, está el Trulli Caroli, muy bien acondicionado para las familias y con un abundante desayuno en cestita de Caperucita que nos dio para desayunar, comer y merendar. Y por último en la Suite Battisti de Lecce, un pequeño apartamento con terraza, donde el dueño venía cada mañana a prepararnos el desayuno y que está muy bien situado para descubrir esa bonita ciudad. Dicho queda...

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

2 comentarios en “Basilicata y Puglia: Alojamiento y Gastronomía”

  1. Madre miaaaa me gusta todooo….jooooo….los dientes hasta el suelo tengo ya.esta vez has sido minuciosa y bien de fotos👏👏👏
    Anda q si antes hablamos de veganismo…pones la entrada omnivora!!!😆😆😆😄😄😃😂😂😁.churrasco ya!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s