De los adioses 1

Jolin, ya lo siento, pero todas estas últimas entradas van a ser de mucho moñeo. Aunque aún espero poder compartir un último lugar secreto, algún restaurante destacado o uno de esos maravillosos rinconcitos romanos antes de la vuelta definitiva. Me queda aún mucho pendiente. Vale, venga, no mucho, pero sí lo suficiente como para llenar otro año de blog 😉 . En todo caso, hoy no será el día de hablaros de Roma, ni de Italia, porque hoy hicimos la cena de despedida con la gente – españoles, italianos y franceses – que durante estos cuatro años nos han incluido en sus planes, esos con los que hemos tomado café, pizza, cañas, prosecco, que nos han enseñado italiano, con los que hemos ido de excursión y de vacaciones, que nos han recomendado películas y libros, que nos han tratado con afecto y cariño, con los que hemos reído, analizado y, a veces incluso, llorado, en fin, con los que hemos compartido nuestro día a día romano. Hoy hemos hecho la despedida de nuestros amigos en Roma, gente que no querremos, ni podremos olvidar, porque ya forman parte de nuestra bella storia romana. Os dejo algunos de los regalos que nos han hecho (sólo pongo los más italianos) …¡¡y no, no tengo Vespa!! 😀

20170625_021012

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s