Epílogo: Grazie

Han pasado muchas cosas a lo largo de estos cuatro años, cosas buenas y no tan buenas y por eso, no quiero irme definitivamente sin antes dar las gracias – con algunos nombres propios, por primera vez en cuatro años – a los que me echaron una mano y me ayudaron a seguir…
Gracias sobre todo a los genitori que han soportado mis arranques de rabia y tristeza incluso a dos mil kilómetros de distancia.
Gracias a Il Ritorno que nos hizo de familia sustituta, ese lugar al que siempre volver porque uno se siente como en casa. Gracias por la conversación y el cariño durante las apericenas, delante de una pizza del Baffeto, en las cañas del Sorpasso, frente a cualquiera de vuestras delicias gastronómicas, durante las excursiones por los alrededores de la ciudad y sobre todo (por lo surrealista) en esas fiestas eternas con luces de colores, pelucas de Raffaella y música de los 80.
Gracias a Alexia, a Margarita y a Sabine por ser como son y por permitirme ser quién soy. Gracias a ellas y a sus familias, porque sin ellos todo hubiese sido mucho más difícil. Donde quiera que esté mi casa, está la vuestra. ¡¡Gracias de verdad!!
Gracias a los genitori della scuola que nos abrieron los ojos a otro mundo, a otra vida, que se animaron a todas las locuras que les propusimos, y que nos propusieron locuras a las que siempre (o casi siempre) nos animamos. Gracias por cuidar de nuestros hijos, por darnos conversación, por ayudarnos a descubrir Italia, por hacer que esta experiencia haya sido inolvidable. Gracias a todos y cada uno de ellos, pero un poco más especialmente a Christine, a Elena G., a Ricciarda y a Umberto, que nos salvaron la vida unas cuantas veces. Os esperamos a todos en Madrid. Ragazzi, grazie di cuore per tutti questi belli momenti che hanno fatto indimenticabile questa nostra vita romana. Lo sapete…vi aspettiamo tutti à Madrid.
Gracias a Antonio y a Lina que son de la Puglia, pero aman Madrid casi como nosotros.
Gracias a todos mis alumnos por enseñarme tanto, pero especialmente a Francesco, a Marie, a Claudio y a Arianna porque, sin saberlo, me dieron mucho más de lo que yo les di a ellos.
Gracias a Italia porque, aún con sus cosas, es un país fantástico, de los más bellos del mundo, y nos ha acogido como a uno más durante todo este tiempo. Gracias a Roma por ser tan bonita y enseñarnos tanto.
Gracias especialmente y de corazón a maridísimo y a los bambini que aguantan mis días buenos y los no tan buenos, que en algunos momentos de estos cuatro años, y por diferentes motivos, han sido bastantes, incluso demasiados.
Gracias a la familia y a los amigos que me habéis esperado en aquel lado del Mediterraneo y que siempre estáis conmigo. Espero que me ayudéis a hacer más liviano este nuevo punto de giro.
Gracias a los que me habéis seguido y me habéis dado un motivo importante para esforzarme cada día, para descubrir los secretos de este país y para compartirlos con vosotros. Ha sido divertido seguir el crecimiento de este blog e imaginaros al otro lado de la pantalla, leyéndome.
Gracias a todos siempre.
Pero tranquilos, que esto no es aún un arrivederci, sino más bien un ci vediamo presto, pues seguro que volveremos pronto a disfrutar de las calles romanas, aunque esta vez sea como turistas 😉

20170617_200504

Autor: elenabalo

Medio berciana, medio castellonera. Criada como barberense y crecida como villaodonesa. Y ahora mismo ejerciendo de romana. Soñadora vehemente, vividora pragmática. Unos ratos ingenua y otros escéptica. Hija imperfecta, madre impaciente, compañera indómita, amiga irregular. Culé. Viajera y enamorada de Roma.

5 comentarios en “Epílogo: Grazie”

  1. Muchas gracias a ti por este maravilloso blog, estos últimos días triste por el fin de la fantástica aventura de la que nos has hecho partícipes y a la vez alegre por el retorno a vuestra casa. Este blog será un bonito recuerdo para ti y para los tuyos, para los que amamos Roma es como si hubiésemos vivido allí con vosotros esta aventura y desde aquí conocer un poco más de allí.
    Viajo periódicamente a Roma en cuanto puedo y se agradecen un montón esas anecdotas y vivencias, es más este año pasado en Diciembre llevé a mis hijos (5 y 3 años) por primera vez a Roma y tanto mi mujer como yo nos sentíamos un poco “identificados” con vosotros en nuestra semana Romana.
    Un millón de gracias

  2. He leído cada una de tus páginas y vivido cada minuto tuyo en Roma, vi como escribías la primera pagina y he sido el mayor Embajador de tu obra maestra. Y me ha sabido a muy poco. Nunca quise leer tu última entrada…
    ” A te che sei, semplicemente sei, sostanza dei giorni miei, sostanza dei giorni miei. A te che sei il mio grande amore ed il mio amore grande.”

  3. muchas gracias Elena por este recorrido de cuatro años dándonos a conocer tantas cosas de Roma y de Italia. Espero que vuestra vuelta a Madrid sea estupenda y quien sabe… igual es el principio de otro destino a contar. Un beso muy fuerte.

  4. Blog espectacular Elena! Tienes la virtud en tu escritura de transmitir sentimientos, sabores, olores, emociones. Leer capítulos de tu blog nos hacía sentirnos allí dentro en muchas ocasiones. He sido solo un seguidor esporádico del blog pero enhorabuena y felicidades por este gran documento. Y sobre todo enhorabuena por esa familia tan bonita que formáis los cuatro. Beso fuertes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s